Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
12 Linajes, un verdejo único

En Úniko Delicatessen sólo ofrecemos productos únicos. Así, hoy queremos hablarte sobre la última añada del 12 Linajes Verdejo, Denominación de Origen Rueda, que actualmente apenas “la tiene nadie”. Así, Javi Martín e Iñaki Herrero, gerentes de tu Tienda Gourmet de Torrelavega, se congratularon de contar en su haber con este apreciado caldo procedente de las Bodegas GarciGrande surgidas sobre otras anteriores que se remontan, nada más y nada menos, que al siglo XVI y que, en estos momentos, atesoran 79 hectáreas de viñas.  

Un terruño esculpido por los embates del clima continental caracterizado por sus cálidos veranos y sus inviernos gélidos que otorgan a los vinos una personalidad cautivadora. Acentuada, además, por la particularidad del suelo, abundante en minerales como el calcio y el magnesio. De hecho, se trata de un terreno pedregoso, pardo y con cantos rodados, que aporta el drenaje y la aireación adecuados a estas lides. Piedra angular de la firma asentada, a este respecto, a caballo entre Villanueva de Duero, Valdestillas y Palacio de Goda, con viñedos nacidos hace ya más de tres décadas que insuflan la tipicidad específica del Rueda

No obstante, GarciGrande implementa estas bases desde su apreciada identidad vitivinícola apoyada en claves de calidad como son “las vendimias nocturnas y el control de prensado” que distinguen la marca de la casa, tal como aseguran desde la compañía. De esta guisa, seleccionan sólo las mejores uvas atendiendo a la edad de las vides y su lugar de crecimiento. 

ELABORACIÓN Y CATA
A continuación, Bodegas GarciGrande apuesta por una maceración “prefermentiva en frío”, exactamente entre 8 y 12 grados centígrados, llevada a cabo durante un espacio de tiempo que oscila desde las 4 hasta las 8 horas a fin de extraer el máximo de aromas posibles. Acto seguido, comienza el proceso de fermentación del mosto a “temperatura controlada” durante 10 o 15 días para luego, a su término, ser removido en sus propias lías, hecho que imprime, en parte, su aplaudida “untuosidad y persistencia” en boca. 

En cata, cabe destacar su perfume frutal, especialmente a melocotón con “toques especiados de hinojos y anisados”, precedido de un vívido color, “amarillo brillante con reflejos verdosos”, que sorprende con una “agradable y sutil entrada”, según subrayan narices y paladares expertos. El resultado: “equilibrado y redondo, graso y muy persistente”. Elegante, en suma, que alcanza su punto álgido cuando se sirve entre los 8 y 10 grados. Ahora, ¿con qué maridarlo? Te sugerimos que lo hagas junto a alguno de nuestros quesos y en óptima compañía. Con familiares y amigos. Ya sólo queda brindar por la vida, que es única.