Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
Aniversario de Chocolates Monper en Úniko

Monper Chocolate cumple años en Úniko. La marca cántabra, afincada en Reocín, arrancó en el año 2012 de la mano del tándem compuesto por Borja Pérez y Marián Montero que comenzó a recorrer los mejores obradores españoles antes de convertirse en maestros chocolateros. Así, se decantaron por elaborar chocolates de autor y, un año después, abrieron un obrador propio que echó a andar con las tres especialidades más demandadas: chocolate blanco, con leche y negro que ya levantaron pasiones en la parroquia autóctona encantada con la elección del llamado cacao criollo, cómo no podía ser de otro modo, con su correspondiente manteca. Variedad procedente de Centroamérica, ya cultivada por los mayas y que apenas supone una pequeña parte de la producción mundial, siendo una de las más apreciadas por los paladares Gourmet. Y eso por no hablar de sus exclusivos maridajes donde combinan sabores tan particulares como la anchoa, el picante o el mojito, donde no faltan aderezos como el azúcar, la leche y el extracto de una aromática vainilla que causa sensación.

Un saber hacer que ha hecho que la firma regional no haya hecho más que aumentar sus seguidores que, a día de hoy, pueden degustar más de una decena de exquisitos sabores donde llaman especialmente la atención la leche merengada y el curry con kikos. Cada uno de ellos elaborado de forma lenta y minuciosa tras haberse quemado las pestañas con la elección de las mejores materias primas. El resultado no es otro que un producto final único, gestado huelga decir, sin conservantes ni colorantes, siendo además apto para celíacos y completamente carente de gluten que sólo usa manteca de cacao en su composición. 

UNA ILUSIÓN
Sin duda, una forma de trabajar muy particular alineada a la perfección con la filosofía de su impulsor Borja Pérez que realiza su trabajo con cariño y perseverancia. De esta guisa, la ilusión que pone en su proyecto le hace levantarse temprano por las mañanas y organizar su día siempre acorde al cumplimiento de sus metas. Personales y profesionales. De hecho, en sus propias palabras: “Monper es producto de un sueño, mezclado con kilos de perfeccionismo y técnica y con un sabor que no tiene parangón, el del auténtico chocolate”. Sin duda, un gran acierto situado a kilómetros luz del género de baja calidad, industrializado y procesado en cadena que se ha sabido ganar, con merecimiento de causa, el cariño del público. No tienes elección. Acércate hasta Úniko Delicatessen, tu mercado de confianza de Torrelavega, y compruébalo en primera persona. Caerás en la tentación. ¡Seguro!