Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
La paloma más dulce vuela en Úniko


¡Vista y no vista! A la velocidad del sonido desaparece toda paloma pascual de nuestras estanterías. De hecho, ¡vuelan! Nunca mejor dicho… Y no es para menos, pues este tradicional dulce italiano, típico de la Semana Santa, se torna cada día más universal. Un éxito que era de esperar, ya que su fórmula recuerda inevitablemente al panettone, un clásico de la Navidad itálica que también traspasa fronteras. En este sentido, la colomba pasquale (paloma de Pascua en italiano) se prepara con ingredientes de la más alta calidad como son, en esta ocasión, la harina más fina, la mantequilla más sabrosa, los mejores huevos camperos, un rico glaseado elaborado con almendra y, cómo no, el azúcar, imprescindible en cualquiera de sus múltiples formatos que, pueden llevar, entre otros toques de autor, fruta confitada. Una base de ayer, hoy y siempre que la marca artesanal Galup, tan apreciada entre nuestra parroquia, eleva al infinito en cada una de sus espectaculares recetas. Delicias que, por si fuera poco, vienen enmarcadas en una preciosa colección de envases. Algo que dificulta ¡y mucho! la elección de un único bocado.

De hecho, en Úniko Delicatessen, tu Tienda Gourmet de Torrelavega, no faltan especialidades con manzana, higos, guindas, melocotón, pera o chocolate, sabores, en algunos casos, combinados entre ellos, que suponen un auténtico placer para los sentidos. ¡Gloria divina perfecta para disfrutar en estas fechas tan señaladas! Así, por ejemplo, existen leyendas que remontan el origen de esta especie de bizcocho a la época lombarda. Algunos lo relacionan, en concreto, con el rey Alboino, que recibió un pan con forma de paloma en señal de paz durante el asedio de Pavía, así como con la reina Teodolinda y el santo abad irlandés Columbano. No obstante, parece que estas suculentas palomas llegaron al mundo de la mano de Dino Vallini, directivo de una firma alimenticia, que, según dicen, ideó esta acertada golosina durante la década de los 30 con el propósito de aprovechar el tirón del popular panettone más allá del período navideño.  

DE TURÍN AL MUNDO
Sea como fuere, Galup ha sabido hacer suyo este manjar, entre otros productos gourmet, hasta alcanzar un amplio y merecido reconocimiento internacional. Realidad bien distinta de los inicios de la compañía cuando Pietro Ferrua y su mujer Regina tomaron las riendas de un antiguo horno revestido por ladrillos rojos cuando corría el año 1922. Empresa que, con el paso del tiempo, supieron transformar en la pastelería más concurrida de Pinerolo, municipio situado en la ciudad metropolitana de Turín, que continúa siendo la base de operaciones de aquel pequeño negocio familiar que dio un salto de gigante en 1948. Pero no dejes que te lo contemos. ¡Visítanos y descubre sus colombe pasquali por ti mismo!