Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
Prueba las mejores croquetas de carabineros

¡Atención! ¡Noticia! ¡Tenemos nueva receta! Mari Cruz Fernández brilla en la cocina de Úniko Delicatessen, tu Tienda Gourmet de Torrelavega, en el corazón de Cantabria. Aquí, sus compañeras Lucía, Mónica y Ruth le ayudan con la tarea diaria de elaborar sabrosos platos que puedes llevarte recién hechos para casa. De esta guisa, su maestría, al frente de los fogones, se deja sentir en sus alabadas croquetas. De hecho, son legión los incondicionales de las condimentadas con hongos y foie, cecina y pimiento, jamón y queso o bacalao. Y, claro, nuestra parroquia ahora se chupa los dedos con la última especialidad: las croquetas de carabineros. ¡Ricas, ricas!

De hecho, trabajamos para hacerte la vida más fácil, porque las croquetas caseras, una vez elaborada la bechamel, son un recurso muy socorrido, especialmente, si piensas en una cena estupenda, pero rápida. No en vano, una de sus ventajas es que las puedes conservar en el congelador y, cuando llegue el momento, tan sólo debes freírlas sin necesidad de descongelarlas previamente. El truco, eso sí, para que disfrutes al máximo nuestras deliciosas croquetas de carabineros no es otro que calentar abundante aceite en una cazuela de las de toda la vida y dejar que alcance una alta temperatura. 

Es entonces cuando las añadimos, preferiblemente, de cuatro en cuatro para no enfriar demasiado el óleo y que se cocinen todas por igual sin absorber demasiada grasa. De este modo, quedarán crujientitas por fuera y cremosas por dentro. Luego, cuando tomen un bonito color dorado, las retiras y las colocas sobre papel absorbente antes de darte un banquete de los que hacen época. Si aún no las has probado, no dudes, ¡repetirás!

MARAVILLAS UNIVERSALES
En este sentido, las croquetas son mundialmente conocidas y casi cualquier gastronomía atesora alguna de sus variantes. A modo de ejemplo, en Japón se denominan korokke, mientras que en Holanda se refieren a ellas como kroket. Un manjar, asimismo, en Alemania y también en Bélgica donde se consume un aperitivo similar muy popular a base de patata. De igual modo, otras posibilidades llevan otras masas como puede ser el boniato, la coliflor o el arroz. Y el relleno, carne de cocido, pollo o chorizo, entre un largo etcétera, es infinito. Lo dicho: las croquetas son geniales. ¡Visítanos y saboréalas!  

No te arrepentirás. Es más, por si fuera poco, encontrarás un suculento surtido donde no faltan otros guisos inolvidables como son los huevos con besamel que preparan nuestras cocineras, sin olvidar sus rollitos con queso, los nuggets de pollo, sus sabrosos filetes rusos, las pechugas de ave rellenas al gusto y, cómo no, esos lomos de cerdo empanado que hacen perder el sentido. Un saber hacer que renueva el género continuamente, lo que garantiza la frescura de estos increíbles bocados de campeonato. ¡No dejes que te lo cuenten!