Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
Ricos quesos sin lactosa

¿Te encanta el Queso, pero tienes intolerancia a la lactosa? ¡Estás de enhorabuena! Alguno de nuestros mejores Quesos Internacionales la eliminan de manera natural durante su proceso de elaboración artesanal. Y, por si fuera poco, estos suculentos bocados también carecen de cualquier alimento con gluten, proteína que encontramos habitualmente en el trigo, entre otros cereales de secano. Para muestra, un botón.

En Úniko Delicatessen, tu Tienda Gourmet de Torrelavega, encontrarás, entre otros, el gruyer, un fantástico queso suizo que recibe su nombre de Gruyère, un distrito del cantón de Friburgo donde se fabrica este popular aperitivo caracterizado por un suave sabor derivado de la leche de vaca y el cuajo triturado que la acompaña durante su fermentación. De hecho, el verdadero queso originario del lugar se denomina Le Gruyère AOC a fin de diferenciarse de otros lácteos, puesto que la RAE admite como genérico el nombre de gruyer para los quesos helvéticos de características similares. 

A este respecto, Le Gruyère AOC disfruta de la Certificación de Origen de Suiza desde el año 2001. Su producción, actualmente, también se extiende por los territorios alpinos de Neuchâtel, Vaud, Jura y Berna, aunque durante mucho tiempo el término Gruyére designaba igualmente a otros lácteos franceses de la misma familia, a menudo más grandes, gruesos y agujereados. Entre sus parientes galos, se encuentran el Beaufort de Saboya apodado el “príncipe de los gruyéres”, reconocido por su finura, untuosidad y su aroma a fruta, así como el Comté que desprende un cierto halo romántico tras haber sido históricamente citado por multitud de autores desde Plinio el Viejo hasta el propio Victor Hugo.    

VIRUTAS Y FLORES
Y, sin ir mucho más lejos, tampoco te puedes perder el Apperzeller. Sin duda, una de las grandes especialidades helvéticas. Se trata, en concreto, del queso más picante del país hecho a mano, como mandan los cánones, desde hace más de 700 años. El paisaje bucólico y montañoso entre el lago de Constanza y el macizo de Säntis, con su saludable hierba, es el punto de partida de la sabrosa leche cruda utilizada en su fabricación. 

Por último, entro otros quesos sin lactosa resulta exquisito el Tête de Moine AOC. Literalmente traducido como ‘cabeza de monje’, este curioso piscolabis procede del Jura Bernés, zona francófona del cantón suizo de Berna. Se trata de un manjar famoso por laminarse con una ‘girolle’ en forma de virutas en flor, pues de esta guisa se manifiesta su apreciado aroma. Un espectáculo para los sentidos llegado hasta nuestros días desde que los monjes del lugar empezaran a prepararlo hace ya más de ocho siglos. No en vano, hoy por hoy, se exporta mundialmente y goza de la correspondiente  Appellation d'Origine Contrôlée desde el 2001. 

Como ves, en Úniko Delicatessen, tenemos remedio para casi todas las intolerancias alimentarias. Tan solo visítanos y estaremos encantados de ayudarte.